Seguidores

lunes, 1 de junio de 2009

LA ESPERANZA:

No es fingir que no existen los problemas. Es la confianza de saber que éstos no son eternos, que las heridas curarán y las dificultades se superarán.

Es tener fe.

Es una fuente de fortaleza y renovación en nuestro interior que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz:
Ø Cuando el amor de tu vida no te quiere.
Ø Cuando la llamada que esperas nunca llega.
Ø Cuando no consigues el trabajo que deseas.
Ø Cuando no recibes la invitación que esperabas.
Ø El mensaje no es que te lo mereces.
Ø El mensaje no es que no eres importante.
Ø El mensaje es que tú mereces algo mejor.

Cuando sientas decepción por no recibir lo que deseas o esperas, no lo veas como rechazado o mala suerte… simplemente piensa que es una gran oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabas.

Es que la vida está hecha de millones de momentos, vividos de maneras diferentes. Algunos buscamos amor, paz y armonía, otros sobrevivimos día a día.

Día a día tenemos ese poder, gozando cada momento y regocijándonos con cada sueño, porque cada día es nuevo flamante y podemos empezar de nuevo y realizar todos nuestros sueños. Cada día es nuevo y si lo vivimos plenamente podremos realmente gozar de la vida y vivirla a plenitud…